Abizanda

Abizanda

Desde la carretera destacan las dos torres sobre la colina, la medieval más gigantesca y espectacular y la del campanario de la iglesia.

Pertenecen a este municipio: Escanilla, Lamata, Ligüerre de Cinca, Mesón de Ligüerre, Casas de la Barca.

Las casas se agrupan alrededor, poblando la colina. También poblada por olivos y almendrales.

• Habitantes: 80 habitantes en el censo del 2001. En todo el municipio unos 143 habitantes.
• Altitud: 636 m. sobre el nivel del mar.
• Gentilicio: abizandino
• Distancia a Huesca:94 km.
• Días festivos locales: 15/agosto y 12/enero.
• Monumentos: Iglesia y Torre medieval. Museo de Creencias y Religiosidad Popular. Museo de los Titiriteros de Binéfar.

La carretera va a parar a la parte baja del pueblo desembocando en la plaza. En ésta se encuentran los lavaderos y la fuente. Este lugar sirve de aparcamiento. Allí mismo desemboca el barranco de Riazuelo.

Merecen atención los edificios circundantes, conservando la piedra y su aire de grandeza.
A la derecha de la plaza de Don Domingo Muniente, encontramos una calle que sube a lo alto de la colina, arriba del pueblo.

El edificio de la escuela está vacío. No sirvió de mucho ya que después de construirla, al poco tiempo los niños tuvieron que ir a otra para llenar las clases. Destacan por su volumen la casa Carlos, Maza de Lizana, vivienda y torre adosada, del siglo XVI.

La iglesia tiene el ábside poligonal, es de estilo gótico aragonés del siglo XVI. El edificio del templo se asienta en la cima. Se compone de una sola nave cubierta con bóveda estrellada y capillas laterales y para rematar la fachada, galería de arcos.

Abizanda

Además existen varias ermitas, la de San Salvador, San Miguel, Santiago y San Victorián, esta de estilo románico tardío, aunque está muy modificada. Las otras corresponden al siglo XVII y XVIII.

Encontramos la Cueva de Vichicanera, con enterramientos de la Edad de Bronce.

También podemos encontrar un tapial en la explanada. La torre campanario es cuadrangular, no muy alta, con seis agujeros para las campanas y una sola campana.

Pueblo amarrado al pie de una fortaleza medieval que conserva parte de los lienzos del recinto murado y el mayor atractivo es el de la Torre Medieval, del primer cuarto de siglo, del XI, el castillo según sus vecinos. Mide unos 40 m. de altura y su acceso está a 3 o 4 m. del suelo y hermosas ventanas geminadas.

El nombre de Abizanda parece ser que procede del árabe Ibn-Sallam, después Avizanda o Avizanlla.

Abizanda sigue siendo municipio, al que pertenecen varios núcleos urbanos: Escanilla, Lamata, Ligüerre de Cinca, Mesón de Ligüerre y las desaparecidas casas de la Barca, que se encuentran bajo las aguas del embalse.
Aunque tienen casa para el párroco, no tienen. Sube el cura de Naval para dar misa.

La patrona es la Virgen de la Asunción y se celebra el 15 de agosto y el patrón es San Victorián y su celebración es el 12 de enero.
La ermita queda a una hora de camino, en lo alto de la sierra, entre Balata y Laternal.

El nombre de la plaza del pueblo “Don Domingo Muniente”, es de un catalán que regaló el cemento para cubrir el barranco y poder construir la plaza.

En enero, se hace una romería a San Victorián, que sirve para conocer si la cosecha irá bien.

Escanilla

• Habitantes: 30 habitantes en 1986 y en el 1996 unos 25 hab.
• Altitud: 519 m. sobre el nivel del mar.
• Gentilicio: escanillense y escanillano
• Distancia a Huesca: 97 km.
• Días festivos locales:

Las casas aparecen apretadas alrededor de la iglesia. De dice que el lugar fue castillo, villa y señorío del obispo de Huesca. En 1834 formó Ayuntamiento con Lamata y los dos se unieron en 1845 al municipio de Abizanda.

En 1135 Ramiro II de Aragón concedió el privilegio de ingenuidad a Sancho Aznárez de Escanilla, con lo que tenía esta villa, y en 1137 el mismo monarca dio a la sede de Huesca y sus canónigos el castillo de Escanilla, con todos los términos.

En 1290, Alfonso III de Aragón ordenó entregar Escanilla al obispo de Huesca y entonces se consolida el señorío eclesiástico. La torre está separada del pueblo por un profundo barranco, afluente del Cinca y situada en un espolón a media altura de la ladera. Es de sillarejo, con planta pentagonal irregular, habiéndose derrumbado una de sus caras. A lo mejor existía en el siglo XI como enlace entre los más importantes castillos de Abizanda y Samitier.

Pero los datos más antiguos son de 1208, que decía que era un castillo y propiedad de la mitra de Huesca. Este señorío episcopal duró siglos.

Escanilla está en el margen derecho del río Cinca, en la cola del embalse de El Grado. En el casco urbano, a partir de la plaza encontramos casas de interés que datan del siglo XVI hasta nuestros días. Casa Mora es del XVI-XVII, mansión solariega con portal abovedado, matacán sobre ménsulas lobuladas y bajos abovedados. En la clave de la portada está su blasón.

La iglesia la encontramos en la plaza, está dedicada a San Saturnino y es del siglo XVIII, con nave de tres tramos, el central cubierto con cúpula sobre pechinas. Tiene ábside cuadrangular y coro elevado a los pies. La decoración interior es de estilo barroco, con pilastras rematando capiteles vegetales y cornisa volada. Hay una pintura popular “Dios Uno y Trino”. La puerta está en la fachada éste y culmina con un óculo y frontón triangular.

Las fiestas son en honor a San Saturnio.

Tiene dos ermitas, la de San Juan y la de la Virgen del Monte.

La de San Juan está frente a la torre del siglo XI. Tiene nave y ábside rectangulares, y es del siglo XVI-XVII. En sus tiempos los vecinos iban la noche de San Juan para cumplir el ritual de los baños en el alba del nuevo día, lo hacían con cánticos ya olvidados.

Del siglo XVI es la ermita de la Virgen del Monte, con planta de crucero bajo y cierres abovedados.

Lamata

• Habitantes: 35 hab. en 1986 y en el 2001 unos 28 hab.
• Altitud: 577 m. sobre el nivel del mar.
• Gentilicio: lamatino
• Distancia a Huesca: 98 km.
• Días festivos locales: 3 de octubre.

Se tiene constancia en 1137, con seis fuegos en 1488.

Fue sobrecullida, vereda y corregimiento de Barbastro y en 1834 formó Ayuntamiento con Escanilla. En 1845 las dos se unieron a Abizanda, y siguen dependiendo de él.

Al llegar vemos la iglesia y una casa “casa Cosculluela”, sin más construcciones alrededor, si continuamos encontramos huertos y olivos y al otro lado el núcleo urbano, con tres calles y una plaza. Hay dos vías perpendiculares que se comunican con la principal.

Alrededor de la plaza encontramos las ruinas de las casas vacías. Encontramos pozos cerca de las viviendas, que en su día proporcionaban el agua. Los ventanales llaman la atención, como los de casa Arasanz con fecha de 1793.

El pueblo tuvo castillo, ya que en 1137 Ramiro II de Aragón lo dio a la catedral de Huesca. En 1290 Alfonso III de Aragón dio Lamata a Sancho de Antillón. Siglos más tarde pasó a manos del obispado de Huesca.

La iglesia dependió del arcedianato de Sobrarbe y después al obispado de Huesca. Está dedicada a la Asunción de Nuestra Señora y construida en el siglo XVI. Tiene planta de crucero bajo, con ábside recto, y se cubre con bóvedas de cañón. La puerta de entrada la encontramos al sur con bajo atrio. Sobre una capilla del lateral derecho se levanta la torra, de dos cuerpos.

Ligüerre de Cinca

• Habitantes: 2 habitantes en el censo del 2001.
• Altitud: 483 m. sobre el nivel del mar.
• Gentilicio: ligüerrino
• Distancia a Huesca: 98 km.
• Días festivos locales: 25 de julio.

El pueblo quedó cerrado con cadenas y las llaves las tiene el guarda de Samitier. Fue expropiado para construir el embalse de El Grado. En cambio el pueblo sigue en su sitio e intentan recuperarlo.

Es propiedad de la Confederación Hidrográfica del Ebro. Se firmó un acuerdo en 1986 con la Unión General de Trabajadores, sindicato que intenta revitalizar el pueblo. El sindicato propone crear una escuela de formación, un camping y un centro de colonias para jóvenes, a parte de proyectos agrícolas y ganaderos. También entra el Mesón de Ligüerre, pueblo también despoblado. El topónimo sufrió variaciones, se llamó Ligüerri, con y sin apellido, y al final se quedó con Ligüerre de Cinca.

De 1834 a 1845 tuvo Ayuntamiento propio, después se unió a Abizanda. Anteriormente fue sobrecullida, vereda y corregimiento de Barbastro. Se tiene conocimiento del lugar en 1069 y 1076 citándose el castillo medieval ya desaparecido, con 9 fuegos en 1488.

En 1380, el infante Juan (futuro Juan II) dio Ligüerri a Rodrigo de Mur, y en 1610 era de Juan de Latrás. En el pueblo encontramos el palacio fuerte, que era la residencia de los señores del lugar. Es una sólida casa con la torre aspilleraza, que no parece anterior al siglo XVI.

Por la misma época se construyo la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Perteneció al arcedianato de Sobrarbe y al obispado de Huesca, hasta 1571 que pasó al de Barbastro. Tiene una nave y ábside rectangulares, crucero y dos capillas laterales, del siglo XVI al XVIII. La puerta la encontramos a los pies bajo tejadillo y la torre se levanta sobre la capilla derecha del crucero. En el interior hay pinturas murales que representan la Coronación de la Virgen de la Trinidad, y la Humanización del Espíritu Santo, entre otras.

Encontramos tres ermitas, la más antigua es románica del siglo XII, está en ruinas, aunque se puede ver la nave y el ábside semicircular; la del Pilar tiene nave abovedada, con la puerta a los pies y remate de espadaña, del siglo XVII-XVIII, y de esta época también es la de Santiago, de una sola nave rectangular y la puerta a los pies bajo porche.

La fiesta mayor antes de la expropiación, era el día de Santiago y la pequeña era para San Sebastián.

Casas de la Barca

• Habitantes: DESPOBLADO. En 1900 censaba 12 habitantes.
• Altitud: m. sobre el nivel del mar.
• Gentilicio:
• Distancia a Huesca:
• Días festivos locales:

Expropiado para la construcción del embalse de El Grado.

La ermita románica de los Santos Justo y Pastor del siglo XII, que desapareció a causa de la expropiación.

Mesón de Ligüerre

• Habitantes: 2 habitantes empadronados.
• Altitud: 510 m. sobre el nivel del mar.
• Gentilicio: ligüerrino
• Distancia a Huesca: 100 km.
• Días festivos locales: antes de la construcción del pantano, las fiestas mayores eran para Santiago.

El casco urbano está dividido en dos, por la carretera comarcal C-138.

Forma parte del centro vacacional abierto por el sindicato de UGT, a quien la Confederación Hidrográfica del Ebro, propietaria del pueblo, cedió El Mesón y la localidad de Ligüerre de Cinca. Tiene servicios de alojamiento, restaurante y camping.

Tiene un horno exento y un viejo molino harinero, que hoy en día después de restaurado se utiliza para usos turísticos.