Añisclo – Ruta 2: Añisclo – San Urbez – Sercué

Vista de Sercué desde uno de los SestralesBonita ruta que nos lleva desde San Urbez hasta el pueblo de Sercué. Esta es la ruta que hacían antiguamente para encender el molino de Aso. Nos ofrece además unas hermosas panorámicas del Cañón de Añisclo y nos permite admirar el magnífico tajo hecho por el agua en la montaña.

PUNTO DE PARTIDA: Aparcamiento de San Urbez, o bien se puede realizar desde Sercué a la inversa.
DESNIVEL: 227 m.
DURACIÓN: De dos a tres horas (ida y vuelta).

RECORRIDO: Cruzamos el puente de San Urbez. Nos adentramos en el Cañón de Añisclo aguas arriba del río, tomar poco después un camino (cartel indicador) a la izquierda ascendiendo entre el bosque hasta la proa que supera la cornisa, prolongación del pico Mondoto (1.962 m). Continuar por la ladera poblada por boj hasta el pueblo de Sercué. Entre sus calles tomar un camino en descenso a la izquierda para llegar en el barranco del río Aso hasta un pequeño y bonito puente románico que atravesaremos. Este camino nos lleva hasta la carretera que une San Urbez con Fanlo y Nerín. Siguiendola hacia la izquierda, entre pinos silvestres (dirección este) llegaremos de nuevo hasta el punto de partida, acortando si queremos por una senda indicada por un cartel poro después de La Tella (unos 300m.) que nos evitará varios cientos de metros de carretera . Esta vuelta ofrece espectaculares vistas del cañón y de las paredes de los Sestrales.

 

Vista de Sercué desde uno de los Sestrales

Podremos diferenciar los contrastes en la vegetación presente en las laderas solanas (aliagas,  con erizón, boj y quejigos) y las umbrías del barranco de Aso, pobladas por bosques húmedos de pino silvestre.
Destacar también la colonización de las laderas de Sercué tras la desaparición y abandono de cultivos y pastos por las especies citadas.

Las especies de fauna más características de este recorrido son las aves tales como las tarabillas, el alcaudon dorsirrojo, la curruca rabilarga o el escribano montesino, así como los reyes de Añisclo, buitres y quebrantahuesos.