Las Iglesias de Serrablo

By 3 Enero, 2008Libros
Iglesias de Serrablo

Iglesias de Serrablo276 páginas a todo color

30 x 30 cm.

En Sabiñánigo se presentó el libro “Las Iglesias de Serrablo” editado por la Asociación Amigos de Serrablo con la colaboración del Ayuntamiento de Sabiñánigo y de la Comarca Alto Gállego.

La publicación, con más de 250 fotografías realizadas por José Antonio Duce y un equipo de cinco fotógrafos, entre quienes está el serrablés Javier Ara, tiene 270 páginas y unas dimensiones de 30 por 30 centímetros.

Iglesias de SerrabloLas instantáneas forman tres apartados, un grupo de fotografías en blanco y negro que pertenecen al archivo de Amigos de Serrablo, una serie de dibujos de estas iglesias realizados a plumilla por el que fuera presidente de Amigos de Serrablo, Julio Gavín, y las fotos que expresamente se han hecho para el libro.

El actual presidente de Amigos de Serrablo, Jesús Montuenga, dijo que este trabajo es un homenaje a “Antonio Durán y a Julio Gavín, quienes sacaron del olvido y de la ruina estos templos medievales. Un homenaje en el que tiene mucho que ver el gran fotógrafo José Antonio Duce que, junto a nuestro anterior presidente, Julio Gavín, proyectó este libro, y es mi deseo que los lectores de esta publicación disfruten del trabajo realizado”.

Por su parte, el alcalde de Sabiñánigo, Carlos Iglesias, hizo hincapié en que la publicación presentada “nos obliga también a los ciudadanos de la Comarca a recordar con mayor reconocimiento la aventura que hace unos años, entonces con pocos medios y con incierto futuro, iniciaron unos emprendedores serrableses y que hoy sigue en permanente actualidad y vigor”.

José Garcés, director de la revista Serrablo que edita Amigos de Serrablo, habló de las iglesias de Serrablo en su conjunto, de su historia, y el fotógrafo José Antonio Duce dijo que es “un placer fotografiar la belleza del arco de herradura, las torres, la luz y los paisajes que circundan estas iglesias”. Asimismo, dio las gracias “a fotógrafos, directivos y patrocinadores por haberme confiado la creación de este libro realizado con todo cariño en recuerdo a un gran amigo, a ese hombre irrepetible que fue Julio Gavín”.