vista del pueblo de gistaín

El pueblo está escalonado sobre la pendiente, con tres torres, dos blancas, la mayor, de mampostería y sus saeteras al viento.

  • Habitantes: 175 habitantes en el censo municipal del 2001.
  • Altitud: 1422 m. sobre el nivel del mar.
  • Gentilicio: chistavino
  • Días festivos locales: 30 de junio y 20 de agosto
  • Monumentos: Museo de la Madera.

Enclavado en el valle del mismo nombre, bonito pueblo dotado de hermosas vistas. Las casas están en la parte este del pico de Igüerre, y mirando al río Cinqueta. En 1982 las aguas de las torrenteras, arrastraron los campos y algunas casas cercanas al casco urbano.

Gistaín bautizó este valle como Val de Gistau o Xistau o Chistau. El topónimo es de origen preindoeuropeo, y Gistaín en el pasado se llamaba Chistau y Chistén, y acuñó monedas en época visigoda.

Fue merinado de Sobrarbe en 1295 y sobrecullida de Jaca en 1446. En 1488-1495 sobrecullida asimismo de Aínsa, en 1646 vereda de Jaca y corregimiento de Barbastro en 1711-1833.

En 1834 consigue su independencia municipal, con Ayuntamiento propio, con la incorporación de Serveto en 1940-50, y posteriormente se unieron los dos a Plan.
Gistaín, Plan, San Juan de Plan, Saravillo y Serveto, en 1295 forman la Val de Gistaín, pero al hablar de valle se le llama de Gistau.

El caserío de Hospital, llamado también Vanta de Hospitales, también depende del Ayuntamiento de Gistaín.

Se encuentran datos desde 1145, con 13 fuegos en 1488, y lugar de realengo, tuvo una población importante en el siglo XX. En el censo de 1857, encontrábamos 442 habitantes.
Las casas están bastante reformadas, la pizarra o loseta se ha sustituido por teja de color rojo y las fachadas de color blanco.

En la parte baja del pueblo encontramos una torre de carácter militar, que parece ser la de Tardán, comentada en el siglo XVII. Está aislada, con planta cuadrada y cubierta a cuatro aguas. Mide seis metros por cada lado, tiene seis plantas de mampostería, menos las aristas, con muchas saeteras y estrechas ventanas adinteladas. Es del siglo XVI o principios del XVII. En esta época también se levanto la otra torre, no tan elaborada, pero se halla más elevada.

También encontramos de los siglos XVI-XVII algunas casas infanzonas, con molduras góticas y escudos de armas en bajorrelieve, donde se puede leer la fecha. Uno de ellos datado en 1565 y otro del 1577.

La tercera torre es la de la iglesia de San Vicente Ferrer, de estilo popular, del siglo XVIII, con la torre parcialmente románica. Es posible que acuñara moneda en época hispanovisigoda, “Cestaví”.

Hay una ermita dedicada a San Pedro Donae.

En el pasado se exploraron unas minas de cobalto, y el material se pasaba a Francia.

Las tradiciones se conservan bastantes fieles. Se conserva el traje chistavino, y el folklore se representa con bailes como “La rosca” o “La chigoleta”. También se conserva el habla del lugar, el chistabín o xistabín.

El ciclo festivo de Chistén, al igual que el de otras poblaciones de este valle, están caracterizados por sus propios festejos, muy diferentes a los de las tierras llanas, pero debido al aislamiento del valle, se han podido conservar hasta estos dias.

San Joaquín es la fiesta “gran” y para San Pedro, se celebra la fiesta del requesón. El carnaval completa el ciclo festivo, aunque en su calendario tienen muchas fiestas. Algunas se están perdiendo con el paso de los años, después de unos 200 de supervivencia.