El Parque Nacional De Ordesa Y Monte Perdido

By 4 febrero, 2009Ordesa y Monte Perdido
valle de ordesa

valle de ordesaEl Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido fue creado, mediante Real Decreto, el 16 de agosto de 1918 y ampliado el 13 de julio de 1982. De las poco más de 2.000 Ha. con que contaba en su inicio pasó a superar con la ampliación las 15.000 ha., extendiéndose su figura proteccionista al macizo de las Tres Serols y sus valles anexos de Añisclo, Escuaín y la cabecera del Valle de Pineta.

Su territorio ocupa parte de los términos municipales de Torla, Broto, Fanlo, Tella-Sin, Puértolas y Bielsa. Es Patrimonio de la Humanidad desde 1997.

Constituye una unidad geográfica de primer orden, presidida por las cimas de las Tres Serols (Monte Perdido, Cilindro de Marboré y Pico Añisclo o Soum de Ramona), de las que derivan los valles de Ordesa, Añisclo, Escuaín y Pineta, modelados por los ríos Arazas, Bellos, Yaga y Cinca, respectivamente. El macizo de las Tres Serols, levantado en la Era Terciaria sobre materiales calcáreos de origen marino, fue esculpiendo su morfología hasta llegar a la actual a través de la tenaz labor modeladora de los hielos glaciares, cuyas manifestaciones más precisas son el típico perfil del valle en artesa o los restos de los antiguos glaciares cuaternarios que resisten en las cotas más elevadas.

Sus valores naturales se complementan además por su vasta superficie forestal, con bosques de distintos tipos como pinares de pino silvestre, hayedos y abetales, y por la variada fauna de montaña que alberga. En ella merecen destacarse algunas especies endémicas (las que viven en un área concreta), como la pequeña planta llamada oreja de oso, el zapatito de dama o la rana pirenaica, descubierta recientemente para la ciencia.

La gran diversidad de ambientes y paisajes que alberga el Parque lo convierte en un patrimonio natural que debe ser protegido y conservado por todos.

Fuente: Bielsa y Tella-Sin. Ed.Prames.

 

Parque de Ordesa - Tozal del Mallo y Gallinero

 El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido fue el segundo creado en España, tras el de Covadonga, el 16 de agosto de 1918. En un principio sólo englobaba al valle de Ordesa. El 16 de Agosto de 1918, un Real Decreto declara el valle de Ordesa Parque Nacional.

 Valle de Ordesa

 Tras muchos años, en 1982 se amplí­a la superficie protegida de 2.100 Ha hasta las 15.608 que posee actualmente. Así­, tenemos el actual parque que abarca, además del valle de Ordesa, el macizo de Monte Perdido, los valles de Escuaí­n, Añisclo, Ordesa y la cabecera del valle de Pineta, ampliándose su superficie de 2.100 a 15.600 hectáreas. Su zona de influencia comprende los términos municipales de Bielsa, Broto, Fanlo, Puértolas, Tella-Sin y Torla.
 

Valle de Ordesa - Cola de Caballo en Soaso
 En 1977 pasa a formar  parte de la Reserva de la Biosfera “Ordesa-Viñamala”. En 1988 obtiene, además, el máximo galardón de la CEE: “Diploma del Consejo de Europa a la Conservación”, éste es renovado cada 5 años siempre que se mantengan una serie de parámetros de conservación del espacio natural, lográndose los años 1993, 1998 y 2003.
 

Monte Perdido - ordesa - añisclo
 En 1997 recibe otro máximo galardón, la declaración del Parque como Patrimonio Mundial de la Humanidad, junto con los glaciares de la vertiente francesa por parte de la UNESCO. Desde 1998 el Parque es también Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) y se ha propuesto cono Lugar de Interés Comunitario (LIC) junto con el Rí­o Ara hasta Fiscal y el Cinca hasta Bielsa.
 

Norte de Monte Perdido - Ordesa
 Entre sus valores naturales destaca ser el macizo calcáreo más alto de Europa – 3.355 metros el Monte Perdido -, cuyo agreste relieve ha favorecido la existencia de una enorme diversidad de ecosistemas, con una gran variedad de especies de fauna y flora, muchas de ellas endémicas del Pirineo. Con el punto culminante de las cimas de las Tres Sorores o Treserols (Monte Perdido, Cilindro y Pico de Añisclo o Soum de Ramond), desde donde derivan los valles de Añisclo, Escuaí­n, Ordesa y Pineta, recorridos por las aguas respectivas de los rí­os Bellós, Yaga, Arazas y Cinca.
 

Ordesa - Valle de Ordesa
 El paisaje muestra grandes contrastes: en las zonas altas, la extrema aridez de los desiertos kársticos -donde el agua de lluvia y deshielo se filtra bajo el suelo a través de grietas y sumideros-, y en los valles, la permanente presencia de agua saltando en forma de cascadas y atravesando cañones y barrancos cubiertos por una vegetación exuberante.
 

Valle de Añisclo - Ordesa

La gran diversidad de ambientes y paisajes convierte a la zona en un patrimonio natural excepcional que debe ser protegido y conservado para generaciones venideras. De hecho, el paisaje de Ordesa y Monte Perdido ha fue en tiempo atrás ensalzado por ilustres personajes como Louis Ramond de Carbonnierí¨s, Soler i Santaló, Lucien Briet, Ricardo del Arco, Lucas Mallada, Franz Schrader y tantos otros. La aportación y el entusiasmo de éstos pirineaí­stas fue decisivo para que en 1.918 Ordesa fuera declarado Parque Nacional.

 

Vista desde los Miradores de Ordesa
 En general, el clima es tí­picamente pirenaico, si bien la diferencia de altitud -desde 750 m. de la entrada de Añisclo, hasta los 3.355 m. del Monte Perdido- y la orientación de las laderas de los dos valles, generan una enorme variedad climática. Cabe destacar las grandes variaciones de humedad y temperatura entre el dí­a y la noche. Inversiones térmicas que se reflejan en la distribución de los pisos de vegetación, así­ como un singular régimen de vientos del valle y montaña.
 

Valle de Ordesa - Tozal del Mallo y Gallinero
 El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido recibe anualmente, en forma de lluvia o nieve, precipitaciones que oscilan entre los 900 y los 2000 mm. anuales. El hielo posee su máximo esplendor en los lugares del espacio protegido: en los glaciares del macizo de Monte Perdido y en la Gruta Helada de Casteret.
 

Cascada del Estrecho. Valle de Ordesa
 No solo el Parque tiene interés. Linda al Norte con el Parc National des Pyrénées francés, con el que está hermanado. Al este y al oeste linda con zonas de altí­simo valor ecológico y también protegidas: Bujaruelo y el macizo de Vignemale-Comachibosa conforman junto con el Parque el conjunto “Ordesa-Viñamala” declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. En el valle de Bielsa encontramos el Refugio de Fauna Silvestre de los Circos.
 

Cascada de Cola de Caballo - Ordesa
 La necesidad de preservar todos estos valores naturales y culturales ha llevado a la elaboración del PRUG (Plan Rector de Uso y Gestión). Hemos de saber que nos adentramos en una zona que goza de la máxima protección y que para su disfrute nada mejor que conocer las normas y reglas que lo rigen.
 

Valle de Ordesa en Otoño desde Faja Pelay
 

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es un territorio donde podemos encontrar una representación de casi todas las unidades de vegetación y su fauna asociada: desde los 700 metros de altura donde predomina el piso basal mediterráneo hasta el piso subnival donde se impone el reino mineral, iremos descubriendo carrascales, quejigares (uno de los más ricos del continente), bosques ribereños, salguerales, avellanales, hayedos, abetales (que trepan hasta los 1800 metros) y, por supuesto, los pinares, que logran encontrarse hasta a 2100 metros de altitud.

——-
Fotos: Fernando Carmena (1 a 7)
Fuente: GUIA DEL PARQUE NACIONAL DE ORDESA Y MONTE PERDIDO, Fernando Carmena, Ed. Barrabés