Nerí­n ha recuperado su Carnaval tradicional. En un solo dí­a los vecinos de Nerí­n y los numerosos visitantes celebran la llegada de la primavera recuperando la figura del Carnuz.

El Carnuz es un muñeco construido con trapos viejos y relleno de paja, que es elaborado por los asistentes a la celebración; como en el resto de las poblaciones, es el alma de la fiesta. Con él se rondará por todo el pueblo acompañados de música aragonesa y será el que presida el baile colgado de un palo. Durante la madrugada se celebra un juicio contra este personaje, y aunque tiene fiscal y abogado defensor, este último siempre pierde el caso ya que es invariablemente condenado a muerte.

Normalmente, “O Carnuz” es quemado una vez terminado el baile, aunque nunca se puede llegar a saber cómo y dónde acabará el muñeco.

Los vecinos de Nerí­n han querido ampliar la fiesta dando a conocer otros aspectos de su cultura tradicional, incluyendo exposiciones de artesanos locales o degustación de platos tí­picos. Asimismo, una vez acabada la verbena, ya de madrugada, se realiza una esquillada por las calles del pueblo.

La fiesta y la diversión están aseguradas en Nerí­n, que multiplica su población por unos dí­as con la llegada de jóvenes que conocen esta fiesta desde su origen y que cada año acuden en mayor número. También los antiguos vecinos han incorporado la fiesta del Carnaval como una de las citas obligadas de su pueblo natal.

admin

Author admin

More posts by admin
1
×
¿Podemos ayudarte en algo?