Campo: Museo de Juegos Tradicionales

By 13 Noviembre, 2008Museos
museo de juegos tradicionales de campo

museo de juegos tradicionales de campoRecibe más de 7.000 visitantes cada año.

La originalidad de este museo, situado en unos antiguos pajares, radica en que a diferencia de otros museos etnológicos, éste está dedicado a los momentos de ocio en el mundo rural y no al trabajo.

La iniciativa partió de dos coleccionistas dispuestos a que perdurasen los juegos de siempre del mundo rural y culminó con su inauguración en 1998 tras dos décadas de recopilación de piezas e información. La exposición presenta juegos procedentes de la mayor parte de las comunidades autónomas. A través de ellos comprobaremos que en la sociedad rural tradicional todo el mundo practica diferentes juegos. Estos varían según las ocasiones: unos son cotidianos y otros están reservados a las fiestas.

DIRECCIÓN: C/ Pallerez, s/n, 22450
SEDE: Antiguos pajares
CREACIÓN: 25 de julio de 1998
TELÉFONO: 974 55 01 36
HORARIO: M-S: 11-14 h./17-20 h. D: 11-14 h. Lunes: cerrado ENTRADA: Gratuita
DIRECTOR: D. Fernando Maestro Guerrero
CONTENIDOS: Etnología
SERVICIOS MUSEÍSTICOS: Folletos. Biblioteca. Sala de conferencias. Sala de exposiciones temporales. Centro de documentación. Visitas guiadas.

La iniciativa de creación de este centro surge a partir del interés de dos coleccionistas aragoneses por el juego y los deportes tradicionales, tanto de Aragón como del resto de España. Inaugurado en 1998, ocupa tres antiguos pajares cedidos por el Ayuntamiento y restaurados a tal efecto. La exposición se ha organizado tomando como base el ciclo vital (infancia, adolescencia y madurez) de la sociedad rural tradicional, presentando una actividad aparentemente lúdica, el juego y el deporte, en relación con otros aspectos culturales, económicos y sociales.

El Museo de Campo investiga, conserva y difunde los juegos con los que se han divertido niños y niñas del mundo rural a lo largo del tiempo. Es el único en Europa que engloba todos los juegos tradicionales y cada año, de 7.000 a 10.000 personas visitan este particular museo.

La exposición permanente presenta una muestra significativa de juegos aragoneses, de otras comunidades españolas y desde hace ocho años, también de algunos procedentes de países europeos. Todos ellos se presentan acompañados de paneles y dibujos informativos, además de fotografías antiguas y modernas que permiten contextualizar las piezas y su funcionamiento.

El museo no sólo se basa en la muestra y exposición de los juegos, sino que fue ideado para responder al quién, dónde, cuándo, cómo y por qué se jugaba. Cuenta también con actividades y servicios para la investigación y la difusión, como una biblioteca o un centro de documentación.

El Museo de Campo ofrece visitas guiadas para centros de enseñanza, ha colaborado con algunas publicaciones y organiza diversas actividades de animación cultural. Sus salas están estructuradas por categorías dependiendo de la tipología de los juegos y de los protagonistas de estos.

Existe una sala de juegos de niños, donde se muestran los recursos usados por niños y niñas del mundo rural ante la falta de juguetes. Se enseña cómo los construían valiéndose de objetos desechados por los adultos o tomados del entorno.

Dentro del apartado de juegos de mozos y mozas, queda demostrada la separación de sexos que se produce a partir de la adolescencia. En esta categoría, también hay juegos de “galanteo”, en los que chicos y chicas buscan diversiones que les permitan relacionarse entre ellos.

Los bolos destacan entre los juegos de mujeres, de ellos, se presenta una selección procedente de varias comunidades autónomas que permite conocer la función social de este juego tradicional.

Los juegos de hombres son los más numerosos y variados, entre ellos se encuentran los juegos de pelota, de puntería o de trabajo en el medio agrícola. También de lanzamientos, arrastres, levantamientos de piedras, luchas y carreras.

El precio de la entrada al Museo de Juegos tradicionales es de 1,5 euros. Su horario de visita es. de martes a sábado, de 11,00 a 14,00 horas y de 17,00 a 20,00 horas; los domingos sólo abre por la mañana y lunes permanece cerrado.